viernes, noviembre 03, 2006

Volver al Esplendor Tenochca...

La Orden está muy metida apoyando o tratando de apoyar todas las posibles causas que tengar que ver con el bien de la comunidad de acuerdo a los lineamientos de la Toltekidad y una de las preocupaciones actuales es la de apoyar a un proyecto muy importante que recién el día de ayer fue mencionado de paso en un noticiero de la ciudad, pocos arquitectos en México dedican tanto tiempo a diseñar y desarrollar un proyecto no asignado directamente, máxime si es urbano. Uno de estos casos atípicos es el de Futura Desarrollo Urbano (www.fdu.com.mx), grupo liderado por Alberto Kalach y autores del proyecto México Ciudad Futura, una serie de propuestas urbanas con el fin de mejorar el entorno de la ciudad de México en puntos específicos y con ello mejorar la calidad de vida de la zona a intervenir. Este conjunto de propuestas lleva como proyecto bandera la regeneración del lago de Texcoco —premio en la Bienal de Venecia 2002—, proyecto de planeación con una visión integral de infraestructura, ecología y desarrollo urbano que propone crear un enorme polo de desarrollo con el que se influya de manera positiva toda el área metroplitana, en especial el Oriente. Pero hay otros dos proyectos que en lo particular son muy atractivos.
El primero se denomina Neza Verde y es la propuesta de crear parques lineales y darle una nueva vida a los camellones de Neza y del bordo de Xochiaca mediante la combinación de distintas actividades y manejos de paisaje, recuperando más de 900 mil m2 de espacios verdes en una zona donde no existen como tal.
El segundo es el parque lineal del Río de los Remedios, zona degradada al máximo, sin espacios verdes, con el drenaje a cielo abierto que perjudica el entorno de los habitantes y genera un conflicto vial permanente.
FDU propone recuperar el río mediante una regeneración hidráulica y un sistema de oxigenación y limpia a lo largo del mismo en vez de entubarlo y explotar así sus 5 kilómetros para proponer una serie de espacios verdes y equipamiento social. Ambas propuestas son muy atractivas y benefician a toda la ciudad pero en específico a los habitantes de las áreas más deprimidas del Oriente, que sólo son recordados en épocas de elecciones.
Sabemos que los tiempos de la política no son los tiempos de la arquitectura, pero al menos creo que Alberto Kalach y su equipo estarían de acuerdo con poner una placa al afortunado político para que su nombre no se olvide.
ANTECEDENTES:
En 1966, Nabor Carrillo, uno de los científicos mexicanos más destacados del siglo XX, hijo del célebre músico Julián Carrillo -descubridor del sonido 13-, Nabor fue uno de los mejores especialistas en mecánica y hundimientos del suelo. Doctorado en Harvard, presentó por primera vez el Proyecto Texcoco, que a lo largo de casi 40 años ha transitado por ires y venires institucionales; el último, derivado de la propuesta de construir ahí el nuevo aeropuerto internacional de la ciudad de México.
Aquí, en la ciudad de México, no descubre pero sí prueba científicamente la relación del hundimiento de la ciudad con la extracción de agua subterránea por pozos profundos. Entre 1948 y 1949, cuando el centro de la ciudad se hundía en promedio 45 centímetros por año, alertó del peligro de una posible inundación por la pérdida de pendientes del drenaje, así como de sus posibles fracturas. No le hicieron caso y la ciudad pagó muy caro desoír sus recomendaciones. En 1951 y en 1953, el área central de la ciudad sufrió una impactante inundación hasta de dos metros de altura durante ocho semanas. Sus teorías no fueron, pues, inventadas. Con los años sus postulados se han hecho realidad. Entre 1953 y 1961 fue rector de la Universidad Nacional Autónoma de México y al concluir su mandato se dedicó a diversas actividades científicas, entre las que destacan sus investigaciones sobre energía nuclear. Los últimos dos años de su vida los dedicó a elaborar el estudio más completo y destacado con el propósito de rescatar y dar utilidad a los terrenos del ex vaso de Texcoco, así como investigar el hundimiento del subsuelo y sus potencialidades hidráulicas. Entre los principales planteamientos de Nabor Carrillo destaca que "el hundimiento de la ciudad ha convertido los terrenos que ocupaban las aguas del lago de Texcoco en una zona de natural colector y regulador de aguas pluviales que se almacenan en época de lluvias. La región de 17 mil hectáreas se usa como vaso regulador de escurrimientos superficiales".
En la exposición de motivos que sustenta el proyecto, Nabor Carrillo sostuvo que "el objetivo central del proyecto era crear un vaso de captación y de regulación de las aguas del Valle de México, localizado dentro del mismo lago de Texcoco, con el doble propósito de recoger las aguas que ahora se pierden por falta de un almacenamiento adecuado y de resolver el peligro de las inundaciones." Nabor Carrillo tuvo siempre en mente una concepción rentable del proyecto, como lo sustenta en la misma exposición de motivos: tratar las aguas salobres del subsuelo del lago de Texcoco para proporcionar agua potable, energía eléctrica municipal e industrial a precios que pueden competir con los vigentes en la ciudad".
El Dr. Carrillo cita que "...el análisis de los costos respecto del método de los pozos someros es el más económico de los tres ensayados (pues) tiene la ventaja de producir agua salada con valor para la industria del álcali y que, vendida al precio actual de esta materia prima, puede costear el desarrollo de los lagos o depósitos de regulación y almacenamiento". El plan es autofinanciable teniendo en cuenta la venta de agua para uso doméstico, las sales para la industria de álcali y la plusvalía de los terrenos habitables", es decir nunca hubo dentro del proyecto, como pretendió el gobierno panista “del cambio” desalojar a nadie de su actual lugar de residencia, por el contrario de esa gente se obtendrá tanto la mano de obra para la construcción como para esa gente entregar la comercialización de las aguas y la economía que ahora en un nuevo proyecto propuesto por Alberto Kalach se vuelve autosustentable, este proyecto fue planteado como una utopía. pero en medio del debate y las protestas originadas por la decisión de construir ahí el nuevo aeropuerto para la ciudad de México desalojando a los actuales pobladores pagando sus tierras con engaños que rayan en el latrocinio, se podría transitar de la utopía a la realidad.
Se trata de un audaz proyecto de un grupo de arquitectos encabezados por Teodoro González de León y Alberto Kalach, denominado Vuelta a la ciudad lacustre, cuyo propósito es dar continuidad al Proyecto Lago de Texcoco, en el que destaca lo mucho que hoy ocupa y preocupa a millones de ciudadanos, la construcción del nuevo aeropuerto, las propuestas respecto al ex lago de Texcoco: Kalasch plantea convertirlo en el polo de desarrollo más importante del Valle de México a través de las siguientes acciones:
- Inundar a una profundidad de cuatro metros las 12 mil hectáreas de tierras salinas y desérticas libres(ojo libres). Es decir, crear un sistema de lagos para almacenar agua tratada que contribuya a mejorar mediante su vaporización las condiciones ambientales de la ciudad. Este nuevo sistema hidráulico crearía al mismo tiempo, un nuevo litoral de 75 kilómetros (tres veces la bahía de Acapulco) para usos urbanos y rurales, como centros culturales y deportivos, hospitales, universidades, estadios, comercios, viviendas, talleres, industrias, reservas ecológicas, entre otros, reduciendo además con esta vaporización, en aproximadamente un 30% la contaminación del valle de México, según estudios emitidos por la UNAM.
- La recuperación de poblados y áreas deprimidas de Ecatepec, Ciudad Azteca, Aragón, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, transformando sus alrededor de 40 kilometros de litorales con lagos, parques, calzadas y canales a través de los cuales los actuales habitantes de esas zonas que viven en condiciones pauperrimas podrían de acuerdo al proyecto volver al cultivo de legumbres en chinampas y a la actividad piscícola permitiéndoles así mismo la comercialización de sus productos con la ciudad de México así como también la zona norte y sur del Estado de México, sobre medios no contaminantes como son las trajineras (base de la actual economía de las delegaciones Xochimilco, Tlahuac y Milpa Alta.
- Promover, así como actualmente se da la comercialización del Nopal en Milpa Alta con su exportación en cantidades industriales al Japón, del mismo modo entregar la explotación del Alga Espirulina proveniente del Lago de Texcoco a los habitantes de este municipio.
- Creación de islas para diversos usos y actividades, entre la que destaca una para alojar ahí un nuevo aeropuerto.
- La comercialización para diversos usos, y con enfoque inmobiliario, de aproximadamente 5 mil hectáreas recuperadas, incluyendo las áreas de los litorales de la zona lacustre, las 800 del aeropuerto y otras 2 mil como áreas de reserva ecológica para usos recreativos.
Quizá la mejor parte de este proyecto es mejorar la economía de los olvidados, salvo en época de elecciones, habitantes de la zona oriente del valle de México pero a manera de promesa es decir no se verían beneficiados hasta la conclusión del proyecto (alrededor de 4 años) sino que desde el comienzo pueden empezar a obtener beneficios y a medida que el proyecto avance más personas serán beneficiadas con este proyecto y el costo, es irrisorio, mil millones de pesos, mucho menos de lo que ha costado el segundo piso de la ciudad de México, dos problemas son los que interfieren para llevar a cabo este proyecto uno que el pinche gobierno del cambio quiere solamente construir el aeropuerto entregando los beneficios de la construcción y comercialización del mismo a empresas extranjeras con el fin de “promover la inversión extranjera de capitales” excluyendo de manera tajante a los propios habitantes del lugar expropiando inclusive sus tierras habitacionales y de cultivo y el otro problema aparentemente es que no es un proyecto que políticamente pueda beneficiar a ningún político o partido ya que requiere la colaboración del PRD por el DF y del PRI por el Edomex y ya saben si no hay botín político pues que se chingue el pueblo...
Pero independientemente de las coincidencias para la recuperación hidráulica, la base económica del proyecto radica en la venta de nuevas zonas recuperadas que busca, según sus autores, reactivar la industria de la construcción y el mercado inmobiliario. Es decir, que su carácter autofinanciable no es ajeno, guardando las dimensiones y los tiempos a los propósitos originales y el pensamiento de Nabor Carrillo, sin embargo, la aparición reciente de proyectos del aeropuerto sin áreas lacustres a su alrededor generan la incertidumbre, ya que de cumplirse este último escenario, la urbanización de los terrenos del ex vaso del antiguo lago, perteneciente al municipio y ejido San Francisco Atenco, así como los de propiedad federal correspondientes al Proyecto Texcoco, representaría un serio peligro para la sustentabilidad hidráulica de toda la zona metropolitana de la ciudad de México. El mayor peligro de reducir o incluso suprimir la capacidad de salida y regulación de las aguas negras y pluviales se presentaría, ante una inminente inundación, hacia la zona central de la ciudad de México, ubicada 5 metros abajo del nivel del ex vaso de Texcoco. Estaríamos al borde de una catástrofe hidráulica de proporciones inimaginables. De ahí que no esté por demás dedicar un tiempo al análisis y la reflexión del problema más allá de las pasiones financieras y partidarias.Hagamos caso a Nabor Carrillo. No cometamos otro error histórico que podría, como a mediados del siglo pasado, provocar una nueva inundación en la ciudad. El futuro de la ciudad no está en construir ahí un aeropuerto, sino en garantizar que éste no altere los equilibrios hidráulicos de la región. No confrontemos a la ciudad con dilemas técnicos, ahorros financieros o negocios inmobiliarios autofinanciables. Volvamos a la visión de nuestros antepasados para edificar la ciudad, pero sin destruir o alterar sus naturalezas lacustres. Tengamos respeto por el agua que nos cae del cielo y por los ríos que cobijan todavía el verdor de la ciudad. No despertemos nuevamente la furia de Tláloc, que ya bastante hemos sufrido. Apostemos a conservar nuestra ciudad, no a beneficiarnos con la perdición de ella.
"Los sueños se hacen a mano y sin permiso"

24 Comments:

Blogger Ultra said...

Gonzalito precioso...claro que no me olvide de usted, pero son tantos que la verdad ya no pude con todos....un enorme saludote y sabe que lo quiero y lo quiero besotes...

1:54 p. m.  
Blogger Patricia 333 said...

Tengamos respeto por el agua que nos cae del cielo y por los ríos que cobijan todavía el verdor de la ciudad

Gonzalo gracias por tu visita a mi Blogg ojala sigas visitandome

Gracias por tus palabras

Un abrazo desde Monterrey

2:34 p. m.  
Blogger W said...

Heyyy... qué milagrito......!!!!

Aquí desde tu pueblo misterioso, saluditos !!!

Y claro..... se hacen a mano y sin permiso !!!!!

Besos

3:12 p. m.  
Blogger AndreaLP said...

Hola!

Pues la verdad es que estos proyectos suenan más que interesantes, ojalá cada día se unan más personas para hacer algo por cambiar nuestro entorno.

Saludame a Facu y luego me cuentas cómo les va, si? Snif, lo extraño aunque haya sacado y mordido las herramientas, jeje.

Besos.

5:54 p. m.  
Blogger Denia said...

Claro!! no hay de otra más que generarlos... sin permiso y entre más manos, mejor!!

7:14 p. m.  
Blogger Katy said...

El agua busca su nivel...

7:33 p. m.  
Blogger Angeek said...

Muy interesante. Qué bueno que existan personas que se preocupen y ocupen en ese problema, que es de todos.
Nabor Carrillo, muy bueno que retomen ideas de tan genial mexicano.
¡Saludos!

8:54 p. m.  
Blogger Cristalito said...

Hola Gonzalo ^^ oye yo vi lo de ese proyecto en la tv y me encantó!!! Ojalá se haga realidad, es cierto, si puedo soñarlo, puedo lograrlo!!!!
Te dejo salu2 y besos

2:33 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Gracias por tus palabras...
Besitos

8:50 a. m.  
Blogger Mati said...

POR SUPUESTO QUE SE HACEN A MANO Y SIN PERMISO!!

TE DEJO MUCHOS SALUDOS, SÓLO LEÍ TRES-CUATRO PARRAFOS, REGRESO CON CALMA A TERMINAR DE LEER!!

BESOS!

7:07 p. m.  
Blogger pUpPe said...

Fría y calculadora?
No puede ser que así me percibas.
Soy una cabrona, pero nada más jajaja.
En fin.
Saludos (=

7:20 p. m.  
Blogger itzul said...

a mano y sin permiso ;) que nais...

muchos saludos con chocolate :)

bye

3:49 p. m.  
Blogger Ultra said...

Solo entre para dejarte saludos y muchisimos abrazos!!!!! para que no digas que no me acuerdo de ti ¿ok?

6:34 p. m.  
Blogger Kix said...

Muchos saludos querido Gonzalo!

5:43 p. m.  
Blogger Mapileri said...

Valla que si es un problemon, y digo esto porque es un excelente proyecto el de recuperar el lago, pero los politicos jamas hacen caso de lo que tenemos aki, su atencion siempre se enfoca en el extranjero, ahi tienes a Calderon que todvia no comienza a correr su sexenio y ya se a va a reunir con Bush o al pendejo de Fox que se atreve a decir que no importa lo que diga, total el ya se va, cuanto descaro y despilfarre de tiempo y dinero, ojala se desarrolle y no tengamos q sufrir otro desastre como el del hundimiendo.

1:35 p. m.  
Blogger miriam said...

Es un trabajo para todos y a echarle ganas por los que nunca van a hacer conciencia.

Te dejo muchos besos.

12:03 p. m.  
Blogger Ultra said...

heyyy por lo que colocaste en mi blog...no sé porque pensaba que eras casado!!!!

3:30 p. m.  
Blogger Ernest said...

solo espero que no pase demasiado tiempo y que no sea demasiado tarde para rescatar la meglópolis...

¿los sueños se hacen a mano y sin permiso?... me parece que eso lo dijo el buen silvio rodríguez...

un saludote

12:25 a. m.  
Blogger Ernest said...

ojalá y se evite a toda costa las palabras proféticas de lewis munford y no hagamos una "necrópolis" a nuestra amada capirucha...

12:27 a. m.  
Blogger marisol said...

sabes en mis visiones futuristas, jajaa; es verdad, veo ésta ciudad de nuevo en lagos, no hace mucho con estas lluvias torrenciales que vivimos pensé que de alguna forma las actividades actuales e inconcientes que llevamos los ciudadanos del mundo en general,nos llevan poco apoco a que esta hermosa ciudad se inhunde un día definitivamente, y sabes qué? eso a mí, me encantaría; habrá un precio que pagar, por supuesto, quizás valga la pena. Y que mejor que se logre por medio de un proyecto, aunque lo veo difícil

2:48 p. m.  
Blogger marisol said...

creo que será la madre naturaleza, con todos sus guardianes, quienes provoquen esos cambios tan necesarios.
un besoT Gonzalo

2:51 p. m.  
Blogger Licenciada said...

qué chingón post mi cae! hoy aprendí algo nuevo





todos igual deberíamos poner nuestro granito de arena pa ayudar a la naturaleza

7:14 a. m.  
Blogger miriam said...

Oye, ya debes hacer algo!!!
No te pierdas.
Besos.

12:26 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tenemos que hacer TODO, para lograr que este proyecto se implemente. Tenemos que impulsar olas de comunicación, orientación y acción, para hacerlo posible, así como debemos conjuntar otras alternativas, como la agricultura orgánica urbana y periurbana, que nos lleve a la autosuficiencia alimentaria y energética. Hay todo un nuevo mundo posible, si conjuntamos la creatividad con el sentido común y la solidaridad.
¡Démosle piso social a una gran campaña alrededor de esos objetivos!

7:56 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home